Bancarrota, una salida
contra el coronavirus

Si usted o su empresa están sufriendo las consecuencias de la pandemia de coronavirus, puede contemplar la salida de la bancarrota. Pero no se asuste. No significa que esté en la ruina sino que pide ayuda legal para poder reestructurar sus deudas y ganar tiempo para pagar algunas o, sencillamente, quitárselas de en medio para siempre.

Bancarrota

La bancarrota es un procedimiento judicial en el que un juez y un administrador de la corte examinan los activos y pasivos de las personas y empresas que no pueden pagar sus facturas y deciden si cancelan esas deudas para que ya no estén legalmente obligados a pagarlas.

Las leyes de bancarrota fueron escritas para dar a las personas cuyas finanzas colapsaron, una oportunidad para comenzar de nuevo. Ya sea que fue una mala toma de decisiones o mala suerte, los legisladores pudieron ver que en una economía capitalista, los consumidores y las empresas que fracasaron, necesitan una segunda oportunidad.

¡Y casi todos lo entienden!

Cápitulo 7

El American Bankruptcy Institute (ABI) hizo un estudio de las estadísticas de los registros públicos de la corte de 2016 y descubrió que el 95.5% de los 499,909 casos de bancarrota del Capítulo 7 decidieron que ese año fueron dados de alta, lo que significa que el individuo ya no estaba legalmente obligado a pagar la deuda .

Solo 22,388 casos fueron desestimados, lo que significa que el juez o el administrador de la corte sintió que la persona tenía suficientes recursos para pagar sus deudas.

Llámenos para una consulta gratuita
y le podemos ayudar con su caso